Saltar al contenido

Las mejores técnicas para aumentar los glúteos

marzo 4, 2021

Tanto a las mujeres como a los hombres les gusta tener los glúteos bien firmes y de un tamaño considerable que atrape todas las miradas del público del sexo opuesto. Pero la realidad es que muchas personas se sientes disconformes con la cola que tienen, porque la ven pequeña, caída y hasta flácida. ¿Cuáles son entonces las mejores técnicas para aumentar los glúteos? Existe una buena variedad y que se adaptan a diferentes presupuestos de dinero.

Técnicas para aumentar los glúteos

La dieta saludable y la actividad física diaria son dos cuestiones que siempre deben preverse, no sólo cuando se quiere lograr un objetivo en específico, como aumentar los glúteos. La vida sedentaria es muy perjudicial y atenta contra tu buena salud y tu bienestar corporal. Por eso, media hora de actividad física por día es lo indicado para no caer en el sedentarismo. Además, puedes hacer actividades como trotar, correr o caminar por espacios verdes y al aire libre, andar en bicicleta… estas actividades favorecen a tus glúteos, ya que mueves constantemente tus piernas al practicarlas.

Puedes incluso utilizar estas opciones como complemento de una rutina de ejercicios físicos dentro de un gimnasio. Por ejemplo, sales a caminar o andar en bicicleta por la mañana y vas a al gimnasio por la tarde.

En cuanto a los alimentos, incorpora varias veces a la semana carnes rojas, que tienen buena cantidad de una proteína que ayuda a aumentar la masa muscular: la creatina. Por otra parte, a la creatina puedes conseguirla en farmacias, en formato de suplementos (comprimidos o polvillos para disolver en agua o leche). Sin embargo, se aconseja que antes de comprarla, consultes con un médico si no te traerá ningún inconveniente su ingesta.

Más allá de qué técnicas para aumentar los glúteos elijas, debes saber que la constancia es tu mejor compañera y aliada. Practicar actividad físicas todos los días y mantener una buena alimentación, favorecerá que tu organismo funcione mejor y, en consecuencia, tú te sientas mejor. Un consejo extra: no olvides beber dos litros de agua por día como mínimo.